lunes, 2 de enero de 2017

No lo es


Pero no lo es,
ni siquiera ese esfuerzo
por el que ahora crees que alguien
morirá. Nadie morirá
por culpa tuya. Es el viento,
solo ese viento y el trigo
por el que te abres paso,
como si una cortina de fuego
quisiera extinguirte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión es Importante, Deja Tu Comentario: